Ver, Mirar y Observar

Ver, Mirar y Observar
Una cosa es ver, otra es mirar y otra observar

Hay tres verbos en español que se emplean para recrear, mediante el lenguaje, el sentido de la vista y que no tienen el mismo significado, por lo menos de forma directa, pero que están interrelacionados. Estos son:

  • Ver: implica percibir o conocer mediante el uso de la vista (sin.: avistar, presenciar, testimoniar, reparar en, notar). La percepción es un proceso que nos permite -gracias al modo en que la luz se refleja en los objetos y dependiendo de las condiciones físicas del ojo- darnos cuenta de aquello que nos rodea.
  • Mirar: según el diccionario de la RAE, en una primera acepción, tiene que ver con “dirigir la vista hacia un objeto”, es decir, enfocar algo en particular (sin.: apuntar, dirigir la vista hacia, contemplar, fijar la vista).
  • Observar: nos dice el diccionario que es -en primera instacia- examinar atentamente algo o alguien. Esto signfica que para observar tenemos que ver y mirar al mismo tiempo. Observar transmite la idea de prestar atención cuidadosa sobre algo o sobre alguien, como mencionado antes. Está relacionado con las asociaciones que podemos hacer sobre aquello a donde dirigimos la vista y sobre lo que nos formamos un juicio. Este fenómeno está sustentado en buena parte en lo que miramos y en buena medida en nuestra experiencia previa.

Ref.: https://www.facebook.com/profile.php?id=100009237819494.

Si yo fuera rico… Oración condicional

¿Qué harías si tú fueras rico? Mi amigo, por lo menos practica tu español con esta música, a ver si consigues aprender el uso de la oración condicional… Digo, a ver si consigues ser rico.

El verbo andar en pretérito

El verbo ANDAR es irregular. En pretérito se dice «anduve», «anduviste» o «anduvimos» (y no *«andé», *«andaste» o *«andamos»). (RAE)

El verbo andar en pretérito

Historia del idioma español

Extensión actual del español en el mundo

Expansión del español en la península ibérica

El español o castellano, es una lengua romance, derivada del latín, que pertenece a la subfamilia itálica dentro del conjunto indoeuropeo. Es la lengua oficial de España y la nacional de México, de las naciones de Sudamérica y Centroamérica —excepto Brasil, las Guayanas y Belice—, de las naciones caribeñas de Cuba, Puerto Rico y la República Dominicana, de la nación africana de Guinea Ecuatorial y goza de protección constitucional en el estado estadounidense de Nuevo México.

Además, es oficial de varias organizaciones y tratados internacionales como la ONU, la Unión Europea, el TLCAN, la Unión Latina y la OEA; cuenta con unos cuatrocientos cincuenta millones de hablantes, entre los que se incluyen los hispanos que viven en Estados Unidos de América y algunos cientos de miles de filipinos, así como los grupos nacionales saharauis y los habitantes de Belice, donde el idioma oficial es el inglés. Esta lengua también es llamada castellano, por ser el nombre de la comunidad lingüística que habló esta modalidad románica en tiempos medievales: Castilla.

La Historia del idioma español se puede dividir en tres grandes bloques: pre-románico, a todos los sucesos dados antes de la invasión romana; románico, a los sucesos en España del Imperio romano y post-románico, a todo lo sucedido después de la invasión Romana.

Seguir leyendo