Manual de la nueva gramática de la lengua española

Descarga el manual de la Gramática de la Lengua Española (clicando en la imagen).Manual de la Gramática de la Lengua EspañolaEl Manual de la Nueva gramática de la lengua española recupera la tradición académica de publicar ediciones compendiadas de sus obras. Esta versión manual de la Nueva gramática está dirigida a la vez a los estudiosos y a los hablantes que deseen obtener una síntesis clara y didáctica de la estructura de nuestra lengua.

El Manual contiene los mismos capítulos que la obra extensa. Se han mantenido los conceptos analíticos desarrollados en la versión extensa, que se presentan aquí de manera más esquemática y pedagógica. En cambio, se ha procurado no omitir en esta versión ningún aspecto de la información normativa que se proporciona en la obra de referencia, ya que se ha entendido que estos aspectos del análisis gramatical interesan a todos los hablantes.

La obra ha sido elaborada conjuntamente por todas las academias, a través de sus comisiones de gramática, con la guía del ponente. El Manual de la Nueva gramática es un retrato del español actual y reproduce a escala un mapa del idioma que muestra su variedad y su riqueza,  dirigido a todos los que aman la lengua que compartimos los que formamos la inmensa comunidad hispanohablante. El Manual de la Nueva gramática de la lengua española se presentó el 11 de mayo de 2010 en la Universidad de Salamanca, donde Nebrija alumbró la primera Gramática sobre la lengua castellana.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, Nueva gramática de la lengua española. Manual. Madrid: Espasa, 2010.

Anuncios

Cómo se prepara el Diccionario de la Lengua Española

La Academia de la Lengua Española se fundamenta en la siguiente frase a la hora de preparar y editar un nuevo diccionario: “Limpia, fija y da esplendor”. Este lema tiene unos 300 años. Inspirándose en ese principio, la RAE trabaja arduamente para estudiar, analizar y llegar a una versión final que defina una nueva palabra, lo que incluye ver los diferentes ángulos lingüísticos y teóricos.

Así tenemos que el nuevo Diccionario de la lengua española, dirigido por Pedro Álvarez de Miranda, incorpora ahora 5000 palabras, en comparación con su edición anterior de 2001 (entre ellas están “spa”, “bretel”, “bótox” y argentinismos como “fernet”, “cacerolazo” y “carenciado”). De esta forma se llegó a un acervo de 93.111 voces. Además, aparecen 195.439 acepciones. Por ejemplo, la palabra “tableta” ahora tiene una definición específica relacionada con el área tecnológica, siendo reconocida como un dispositivo electrónico, que es diferente de aquella a la cual estamos acostumbrados. Tal vez esta nueva definición deje para atrás la anterior. En el nuevo diccionario son incorporados 18.712 americanismos.

¿Cómo aparece, entonces, una nueva palabra en el Diccionario de la Lengua Española? Bien, el camino recorrido por una nueva palabra, “el camino de las piedras”, como dicen por allí, va desde la boca de un hablante hasta una página del diccionario, y es un trayecto plagado de análisis, discusiones, estudios científicos y estadísticos. Nada fácil para la palabra.

La primera fase comienza cuando una voz llama la atención de un lexicógrafo, cuando observa un término inventado por el pueblo que designa un fenómeno u objeto que sea de aceptación generalizada. Fue de esta forma que se incorporaron anglicismos como chat y blog a la lengua española y, consecuentemente, al nuevo diccionario. También fueron aceptadas siglas, como SMS y sustantivos, como pilates. Esto demuestra que la frecuencia estadística es de vital importancia para la supervivencia y aceptación de una nueva palabra.

El Centro de Estudios de la RAE está ubicado en Madrid, a unos cuantos metros del estadio Santiago Bernabéu. En este local, los filólogos someten las palabras a todo tipo de pruebas. Pobre palabra que pasa por aquí. Debe ser un sufrimiento y tanto para ella. Los filólogos se valen de los corpus, que no son más que gigantes archivos donde se busca cómo y en qué contexto aparece una palabra. De esta forma, ellos verifican la definición más aproximada de una voz y todas sus acepciones. La estadística lingüística es importante, como fue hablado anteriormente, ya que el uso le da peso y valor a una palabra. Los lexicógrafos son especialistas de diferentes ámbitos del conocimiento humanístico: ciencia, arte, tecnología, etc.

Después de cumplir con una serie de pasos, viene el turno del personal que está en el edificio de la RAE, donde se evalúa y escrutan minuciosamente las palabras y se buscan los argumentos que favorezcan la incorporación de una palabra al diccionario. En este edificio de la RAE, que se encuentra a unos pasos del Museo del Prado, los grandes académicos discuten, a cada jueves, las palabras, incluyendo aquellas nuevas que se presentan como candidatas novatas, reclamando su derecho de formar parte de la familia de las letras.

La Comisión Delegada del Pleno (CDP) es la que da el veredicto final sobre la incorporación de una palabra (o propone por lo menos una definición específica y los ajustes pertinentes). Aquí es donde la casa pega fuego. Así comienzan las grandes discusiones, los debates intelectuales rellenos de discursos a favor y contra. Y, como en esta vida no existe una definición perfecta, será necesario realizar un gran esfuerzo intelectual para aproximarse de la realidad social y global, porque una definición puede aplicar en una región, pero no necesariamente a otra.

Cómo se hace el DRAE

Publicación de nueva palabra en el Diccionario de la RAE

Ref. Recomendamos la lectura de los siguientes artículos que tratan este tema tan importante.

El origen de la letra “ñ” y su poder seductor

Escuche el audio

El origen de la letra “ñ” se remonta a la Edad Media, tiempo de los monasterios y de la invención de la imprenta.

La letra “ñ” representa la formación del sonido palatal nasal, conforme define el Alfabeto Fonético Internacional (AFI): ɲ. Esto significa que el aire escapa a través de la nariz y es articulada con la parte media o trasera de la lengua y el paladar óseo.

El origen de la letra “ñ” se remonta a la Edad Media, época en la cual, en los monasterios, y después en el tiempo de la invención de la imprenta, se buscaba economizar letras para ahorrar esfuerzo en las tareas de copiado y colocación de caracteres. Originalmente, el sonido de la “ñ” era simbolizado por la secuencia “nn” (doble “n”), lo que representaba un costo elevado en la producción de textos (en portugués, la combinación “nh” equivale a “ñ”).

Así que, un día de esos, alguien tuvo la maravillosa idea de sugerir que la “nn” fuese reducida a “ñ”; es decir, la letra “n” combinada con una línea cursiva, bien discreta, pero significativa, denominada de “virgulilla”, que sería colocada encima de la “n”, dando origen así a la “ñ”, la letra simbólica del idioma español o castellano. Fenómeno parecido comenzó a acontecer con el idioma portugués, donde, por ejemplo “an” pasaría a ser escrito “ã”, como en el caso de la palabra “maçã” (manzana).

La “ñ” también marca presencia en otros alfabetos (asturiano, aymara, bretón, bubi, gallego, euskera, extremeño, chamorro, mapuche, mapudungun, filipino, quechua, guaraní, otomí, mixteco, kiliwa, tagalo, tártaro de Crimea, tetun, wólof y zapoteco). También aparece en otras lenguas nilo-saharianas, el zarma y las lenguas aborígenes australianas.

En Brasil, es muy común hoy en día representar la negación “não” [no], con la letra “ñ”, fenómeno histórico de los tiempos modernos, producto de la expansión del idioma español en este país continental, y gracias, en gran parte, a la influencia de la Internet.

De esta forma, levantamos la campaña a favor de un mayor uso de la letra “ñ” en los sistemas electrónicos de comunicación, v. g. Internet, donde la “ñ” generalmente es sustituida por la “n”, especialmente en los programas informáticos. Quién sabe si con el tiempo la “ñ” llegue a formar parte del alfabeto portugués y de otros idiomas.

Ref.:

https://pt.wikipedia.org/wiki/%C3%91

 

Dominio con ñ; las ventajas y sus problemas

¿Cuál es el origen de la letra ñ y qué otras lenguas la utilizan?

 

Diccionario de Autoridades

La edición facsimilar del «Diccionario de la lengua castellana», conocido como el «Diccionario de autoridades», es una reproducción del primer repertorio lexicográfico publicado por la Real Academia Española en seis tomos, aparecidos entre 1726 y 1739. La obra, recuperada en esta versión por JdJ Editores, sale otra vez de la imprenta con motivo del III Centenario de la corporación, creada en 1713.

Más información: http://www.facsimilesrae.com

Exhibición de los manuscritos de Rubén Darío en Nicaragua

http://www.ivoox.com/exhibicion-manuscritos-ruben-dario-en_md_3066799_1.mp3″

Documentos y manuscritos del poeta nicaragüense Rubén Darío, considerado el Príncipe de las Letras Castellanas, fueron exhibidos, a mediados del mes de febrero, en el Convento San Francisco de la ciudad de Granada, Nicaragua, a unos 46 kilómetros de la capital, Managua, informó Prensa Libre.

Rubén Darío

Esta exposición forma parte de una muestra de los archivos donados por Francisca Sánchez, última compañera de vida de Darío, al gobierno de España.

De acuerdo con el embajador de Madrid en Managua, León de la Torre, el propósito de la muestra era llamar la atención de cualquier tipo de público. ‘Creo que es una visión atractiva para mucha gente, y espero que la disfruten’, destacó De la Torre, quien manifestó que los documentos no habían sido vistos en Nicaragua desde hacía 50 años.

A comienzos de febrero, los nicaragüenses conmemoraron el aniversario 98 del fallecimiento de Rubén Darío. La Asamblea Nacional abrió una sesión solemne en homenaje al poeta. Fue anunciado la creación de la Orden Internacional Rubén Darío, a ser entregue por primera vez en el centenario de su muerte en 2016.

Félix Rubén García Sarmiento, mejor conocido como Rubén Darío, nació en la ciudad de San Pedro de Metapa, Nicaragua, el 18 de enero de 1867. Murió el 6 de febrero de 1916, en la localidad de León, ubicada a 93 kilómetros al noroeste de Managua. Darío fue un extraordinario poeta, precursor y máximo representante del modernismo literario de la lengua española.

Fuente:

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2387421&Itemid=1