La letra “escrita” en la mente

Algunos especialistas creen que letras manuscritas quedan más profundamente gravadas en la mente que las digitalizadas, como si fuese un bloque de construcción mental especialmente resistente.

 


La mente y la Escritura

La científica cognitiva Mirieke Longcamp, de la Universidad de Aix-Marseille, Francia, hizo un análisis de las palabras manuscritas y digitalizadas, tratando de verificar el efecto de la escritura en el ser humano. Ella llamó este fenómeno de personificación de la percepción. En sus estudios observó y obtuvo algunos datos interesantes relacionados con los efectos de la escritura a mano al realizar diversos experimentos con niños.

Ella estudió la habilidad de los jóvenes estudiantes de reconocer letras, una tarea aparentemente sencilla para un adulto alfabetizado. Sin embargo, para un niño discernir  entre las letras b y d, o comprender que la letra A (mayúscula) e a (minúscula) son la misma letra no es nada fácil, por lo menos en los primeros momentos. Estas llegan a ser automáticamente entendidas después de mucho esfuerzo práctico.

Los estudios indican que observar palabras, sean manuscritas o digitadas, estimula naturalmente la actividad visual. El punto interesante es que escribir manualmente produce una actividad motora, aún cuando nos mantenemos físicamente inmóviles. A nivel neurológico, las letras escritas a mano son visuales y físicas.

En un estudio realizado en 2012, publicado en el periódico científico Neuroscience and Education, voluntarios que visualizaron algunas letras hechas a mano (no digitadas) demostraron mayor actividad en el giro frontal izquierdo, área relacionada al habla, y en el córtex cingulado anterior izquierdo, que participa de procesos como tomadas de decisión y atención.

Los estudiosos reconocen que la experiencia de escribir, en última instancia, es personal, varía de persona para persona, dependiendo de la situación y los hábitos individuales. Los estudios en esta área son recientes y fragmentados, por lo que serán necesarios nuevos análisis que cumplan con principios de universalización, a fin de comprobar las percepciones teóricas de los especialistas.

Ref.:

La ortografía de las redes sociales en la mira de los lingüistas

http://www.ivoox.com/ortografia-redes-sociales-la_md_3498167_wp_1.mp3″
Lingüistas aseguran que el fin del buen escribir en las aplicaciones de mensajería puede penetrar otros escenarios de la vida diaria.
 Redes SocialesEscribir hoy en día es una acción recurrente en el uso de aplicaciones, nuevas tecnologías e internet y podría plantearse dependiendo del contexto y del tipo de ejercicio que se haga, por ejemplo, en un chat o en Twitter.

Para el profesor Daniel Cassany, docente español y referente internacional de lingüística, esta es una dinámica que depende también del tipo de programa que se utilice para escribir.

El experto participa en el “XXVIII Congreso Nacional de Lingüística, Semiótica y Literatura y II Congreso Internacional de Lingüística”, organizado por la Universidad Nacional en el marco de los 30 años del Departamento de Lingüística.

El investigador pone de ejemplo las conversaciones hechas en plataformas de chat como WhatsApp o Facebook, en las que no existe ortografía para las palabras y estas pueden combinarse con abreviaciones para darse a entender. Por ejemplo, en lugar de escribir “por qué” o “porque” se escribe “pq” o “xq”.

En este caso, se podría hablar del fin de una lengua estándar y de la ausencia de reglamentación del buen escribir, fenómenos que pueden generar que los errores ortográficos se conviertan en constantes en otro tipo de espacios.

No obstante, hay ejemplos de autores que no ven con ojos negativos esta forma de expresarse a través de mensajes escritos. El profesor Cassany toma como modelo el libro Txtng, the Gr8 Deb8, de David Crystal, en el que se plantea un “reciclaje” de formas de escritura antiquísimas, poniendo como ejemplo a los griegos, quienes utilizaban abreviaturas.

También hay otros trabajos como el de las investigadoras Clare Wood y Beverly Plester, mencionadas por el investigador, quienes demostraron que el uso de dispositivos móviles por parte de niños y jóvenes, durante 3 o 4 años, mejora su lectura, ortografía y vocabulario e incrementa la práctica de la escritura.

Sin embargo, hay que tener cuidado, pues no todos los programas en red admiten formas originales de escribir.

“Esto ocurre, por ejemplo, en Twitter, donde te lee todo el mundo y un error de ortografía sería imperdonable, tus seguidores te lo recriminarían. No sucede como en Facebook, donde tú escoges quién puede ver tus publicaciones”, señaló el investigador español.

Tomado de: El Espectador Whatsapp en el ojo del huracán. Vea también: Juez brasileño decidió bloquear Whatsapp

La ortografía que no corrige el ordenador

Las siete plagas del idioma español

Después de hacer una lectura del texto del escritor Amando de Miguel, nos parecieron interesantes los consejos que expone en su escrito “Las siete plagas de Egipto”, publicados en la página Libertad Digital y que reproducimos a continuación, no sin antes habernos tomado el abuso bienintencionado de mudar el título del artículo:

Obras LiterariasHa quedado el número siete para las famosas plagas que asolaron a Egipto, quizá porque en hebreo el siete significa mucho. La Biblia enumera diez plagas. Es igual. A título práctico, resumo aquí siete desvíos sistemáticos en los escritos contemporáneos, para empezar, en los míos. Se trata de corregirlos todo lo que se pueda, al menos tenerlos en cuenta.

Sigue leyendo

Ortografia super fácil del español

El especialista en lingüística e investigador español, Leonardo Gómez Torrego, es el autor del manual "Ortografía súper fácil de la lengua española", editado por Espasa. Gómez asegura que este texto ayuda a resolver en un minuto todas las dudas sobre cómo escribir correctamente en español.

La obra está compuesta de 63 páginas. Es un pequeño manual de profundo contenido, caracterizado, al mismo tiempo, por su lenguaje claro y conciso. Resume las normas de la lengua española que actualmente están en vigencia y responde de forma rápida las inquietudes de cualquier persona que pudiera estar incomodada con alguna duda causada por una frase, palabra o expresión.

La obra está compuesto por pequeños capítulos que hablan sobre la ortografía de las letras, las sílabas y las palabras. También contiene reglas de acentuación y puntuación. Dudas como: ¿qué diferencia existe entre por que, porqué y por qué? ¿El adverbio solo lleva acénto [sólo]? ¿Como devemos escribir la palabra arcoiris o arco iris?

Gómez Torrego  es investigador de Instituto de Lengua, Literatura y Antropologia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y autor de varios libros sobre lingüística como “Ortografía práctica del español”, “Las normas académicas: últimos cambios” o “Hablar y escribir correctamente”.

 

(Agencia EFE)

Palabras

Palabras