Cómo enfrentar la tartamudez

http://www.ivoox.com/como-enfrentar-tartamudez_md_3567531_wp_1.mp3″

La tartamudez es definida como “un trastorno o alteración del habla caracterizado por el entrecortamiento involuntario de la fluidez y la repetición de sílabas o elementos lingüísticos”. (WordReference.com)

La tartamudez se da como consecuencia de diversos factores, algunos de ellos físicos, otros puede que tengan que ver con aspectos psicológicos. Por esa razón, las terapias ni siempre dan resultados iguales en individuos diferentes. Eso no significa necesariamente que una terapia sea efectiva y la otra no. Por ese motivo, cuando la tartamudez está siendo atendida, es necesario ser paciente y consultar un especialista en el área de fonoaudiología o cualquier otro especialista que pueda ayudar a contornar esta debilidad.

Sólo imaginar las dificultades que enfrenta una persona tartamuda causa tristeza en algunos, mientras que para otros es motivo de bromas. De hecho, la misma palabra “tartamudez” es tan grande que hasta una persona que se dice ‘normal’ tiene dificultades de pronunciarla. Un tartamudo puede sufrir preconcepto social y ser discriminado por los otros. En una sociedad moderna, del siglo XXI, no se admite ese tipo de comportamiento y tratamiento. La persona que tiene problema de tartamudez enfrenta una gran dificultad para comunicarse. Es una lucha interna, personal, que el individuo tiene que enfrentar, que le puede causar vergüenza.

Por tanto, discriminar el tartamudo es discriminarse a sí mismo, porque todos tenemos la posibilidad de sufrir algún día un mal físico o accidente que nos puede dejar en condiciones precarias. ¡Dios nos libre! Así que, vamos respetando.

Algunas instituciones, escuelas y clínicas especializadas ofrecen la oportunidad de tratar este problema, lo que permite que el tartamudo cree métodos prácticos que le pueden ayudar a enfrentar su prueba personal. Algunas terapias de grupo ofrecen la oportunidad de desarrollar la oratoria pública. Esto consume tiempo y esfuerzo, pero vale la pena. Existen muchos casos de hombre que hicieron historia y que superaron los traumas causados por la tartamudez. Así que si usted tiene este problema, no se desanime. Su ejemplo puede transformarse en una fuente de inspiración para los otros.

Uno de los mayores secretos para superar la tartamudez es desarrollar la autoconfianza. Para ello, es bueno hacer amistad con alguien que le pueda ofrecer la oportunidad de superarse; alguien que le escuche pacientemente. Si se matricula en alguna escuela o curso y llega a tener la oportunidad de presentar discursos o hacer presentaciones, aunque sean breves, prepárese, y prepárese bien. Sea meticuloso, consistente, dedicado, persistente. No olvide los sentimientos, transmitir calor en sus presentaciones. No se concentre en que el público va a humillarlo por causa de su problema. Considere que su problema no es un problema, que sólo es un reto para superarse. Siéntase orgulloso de su potencial y dígase que puede superar los retos y que usted tiene tanta capacidad como para saltar el muro.

En la hora de presentar sus discursos, trate de relajarse y relajar los músculos de todo el cuerpo, en especial de las cuerdas vocales. Si comienza a tartamudear en la presentación, pare. Pause por algunos segundos, pero no deje que se conviertan en minutos. Olvídese de esa cuestión de estar pidiendo disculpas a cada minuto. Eso es feo. ¡Relaje! !Quédese tranquilo! Nadie lo está amenazando de muerte! Tome distancia del micrófono, si está usando micrófono. Respire, respire y respire. Concéntrese. Olvídese momentáneamente del auditorio. Piense en usted y dígase que sí puede, que va a hacer su presentación. Nada de apretar la cabeza, como si estuviera sufriendo dolor de cabeza.

Cuando prepare su presentación, evite aquellas palabras y frases que pueden producir cacofonía, palabras muy grandes y difíciles de pronunciar. Si no consigue pronunciar una palabra, use sinónimos. Un buen diccionario no debe faltar en casa. Al final, sus oyentes solo necesitan de ideas resumidas, concretas, claras y contundentes que puedan quedar en sus mentes permanentemente.

Hasta los estudios indican que la mayor parte de la información de un discurso se pierde en los próximos minutos y días. Nada de estar con aquella manía de decir: ‘¡Eeehhh!’ ‘¡Aaahhh!’ ‘¡Esteeee!’ Eso es ridículo, es feo e incómodo al oído del oyente. Son los llamados vicios del discurso.

Por otra parte, si usted tiene que comunicarse con otro y entablar una conversa, no desista del habla. Su interlocutor tiene que entender que él tiene que hacer un esfuerzo para entenderle, así como todos nos esforzamos por entender un extranjero que trata de hablar nuestro idioma. Si el problema es persistente y necesita transmitir una información, una nota escrita no hará mal, al contrario, puede ser de gran ayuda para usted.

Bien, estas son algunas sugerencias para enfrentar la tartamudez. Esperamos que le haya sido de utilidad. Finalmente, recuerde, deje para atrás eso de estar hablando ‘tar-tar-tar-mu-mu-dez’, es ‘tartamudez’.

Ref.: http://www.abc.es/20110305/sociedad/abcp-otros-tartamudos-ilustres-20110305.html

Para entender este problema, recomendamos ver la película: El Discurso del Rey.

Anuncios

Su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s