Vocativo

Se llama vocativo a las palabras que sirven para invocar, llamar, nombrar a una persona o cosa personificada cuando nos dirigimos a ella. El caso más frecuente de vocativo es el del nombre de la persona a la que nos dirigimos, pero puede ser también un nombre común, tales como la posición social o familiar (colega, mamá) y la profesión o el título. El vocativo puede ir al principio de una oración, en medio o al final, y se separa del resto con comas, aunque cuando va antepuesto puede ir igualmente seguido de dos puntos:
Ven, María, que ya empiezan las noticias en la tele. [Nos dirigimos a María]
Dígame qué tengo, doctor. [Nos dirigimos al doctor]
Gracias, amor. [Nos dirigimos a una persona con la palabra amor]
¿Qué decías, Juan?
Mamá, quiero chorizo.
Sí, señor.

Cuando el vocativo expresa desagrado o rechazo, se emplea a veces la palabra so como refuerzo:

Mira en la enciclopedia, so listillo, y verás que estás equivocado.
¡No hagas eso, so bestia, que lo vas a romper!

Por el contrario, ciertas fórmulas afectivas van precedidas de mi:

Repíteme, mi tesoro, lo mucho que me quieres.

También se usa mi en el ámbito militar cuando un inferior se dirige a un superior:

Así es, mi capitán.

Algunas palabras se usan preferentemente en plural en los vocativos, como niños:

Venid ya, niños.

Ref.: Wikilengua

Anuncios

Su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s