El monolingüismo, una amenaza para la política internacional de Estados Unidos

Monolinguismo

Audio http://www.ivoox.com/monolinguismo-amenaza-para-politica-internacional_md_3028447_1.mp3″

Abraham Lincoln dijo una vez: “América nunca será destruida desde el exterior. Si vacilamos y perdemos nuestras libertades, será solo porque nosotros mismos las destruimos”.

Cuando tenía 14 años, me matriculé en una clase de español para principiantes. La clase tenía 25 estudiantes en total. Nuestra escuela ofreció durante años cursos de lengua extranjera. Con el paso de tiempo, fue disminuyendo el número de estudiantes. En mi último año de estudios, estaba en el nivel avanzado de español, sólo yo y otras dos personas, quienes eran latinas, y yo, afroamericano.

Al finalizar mis estudios en la escuela secundaria, trabajé para una compañía de comida que tenía muchos restaurantes distribuidos a través de los Estados Unidos, más de 300 establecimientos. Cuando mi jefe se percató de que yo hablaba español, descubrió el potencial que tenía como empleado. Así que, cada sábado, yo acompañaba a mi jefe a algunos restaurantes con el fin de entrenar a los empleados que hablaban español. Así ellos podían entender mejor las funciones que tenían que ejercer en la compañía, y yo podía responder las dudas que tuvieran. La empresa me pagó por viajar a otros restaurantes con el jefe a fin de entrenar al personal. El dato más fascinante de toda aquella aventura laboral es que yo contaba apenas con 17 años.

Los Estados Unidos tienen esa imagen de que el mundo supliría todas sus necesidades, algo que muchos aún creen. Piensan que el idioma dominante siempre será el inglés. Considero que parte de la culpa es de los grupos conservadores que conseguían mentirle a la gente, diciéndoles que aprender un idioma extranjero -además de inglés- sería innecesario. Después del 11 de septiembre, aprendimos que de hecho no podríamos continuar así. América, angustiada, se encontró de la noche a la mañana a la caza de gente que ayudara en traducciones, proporcionara información, y trabajara en los estados islámicos. Lo peor es que sin saberlo, América se vio infiltrada por socios de Al Qaeda. Faltaban quienes tuvieran la capacidad de hablar árabe y otros idiomas. Como resultado, el gobierno americano, sin darse cuenta de ese error, acabó colaborando con extranjeros, al contratar mucha gente de otros países para trabajar en las embajadas y en muchas áreas de inteligencia.

Irónicamente, y como antítesis a estos objetivos fijados después del ataque terrorista, el gobierno dejó de invertir hasta $26 millones de dólares en subsidios para la educación en lenguas extranjeras en el año 2011. Por eso, muchos programas de idiomas en los colegios se cerraron. Las escuelas públicas que eran dependientes de los subsidios del gobierno, tenían que encontrar otras formas de financiamiento.

Otro problema, tal vez más grave aún, es que el número de inscripciones sigue disminuyendo. Caso contrario, países como Japón, Brasil y China han implementado programas de enseñanza en lenguas extranjeras desde la escuela primaria, algo poco común en los Estados Unidos. Como consecuencia, los estudiantes que se gradúan de la escuela secundaria hablan bien, por lo menos, dos o tres idiomas, mientras que los estudiantes de Estados Unidos, apenas uno, el nativo. En los colegios, la educación en humanidades se sigue deteriorando. Por ejemplo, la Universidad de Nueva York, en Albany, ha cerrado programas como ruso, italiano o francés.

Como americano, es difícil entender los errores cometidos por mi propio país. En lugar de afrontar el problema del monolingüismo en nuestra población, seguimos impasibles ante él. Si los Estados Unidos quiere reparar su política exterior y ser un jugador vencedor en la economía global, es pertinente – cuando no imperativo – que invierta en la educación de las personas, especialmente en lenguas extranjeras.

Países como China, Rusia y Brasil siguen cambiando la dimensión de su desarrollo económico, produciendo mejores resultados en su PIB que los Estados Unidos y Reino Unido. Espero que un día no muy lejano América despierte y comprenda que para progresar en las negociaciones, las operaciones militares, la inteligencia secreta y las relaciones internacionales, no pueden limitarse a un solo idioma. Si esta tendencia no es corregida a tiempo, entonces las palabras de Lincoln de que el peor enemigo de los Estados Unidos serían los Estados Unidos serán verdaderas.

Autor: Michael Mariner (adaptado).

spanishteaandchat.wordpress.com/2014/02/07/el-monolinguismo-una-amenaza-para-la-politica-internacional/

Anuncios

One thought on “El monolingüismo, una amenaza para la política internacional de Estados Unidos

  1. OP, deberías corregir un término en tu artículo. American ≠ americano. En español/castellano todo lo que tenga que ver con Estados Unidos se traduce por estadounidense. Como tus referencias son exclusivas a Estados Unidos debes usar el término adecuado si deseas escribir un buen español :).

    Me gusta

Su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s