Cuando me acuerdo me recuerdo

Cuando me acuerdo me recuerdo

“Recordar” y “acordar” son dos verbos que significan, además de otras ideas, ‘tener presente algo en la memoria’; pero en el momento de usarlos para construir los mensajes, se comportan de forma diferente. Veamos cuál es el comportamiento de cada uno de ellos.

“Recordar” es un verbo transitivo, es decir, se usa siempre con un complemento directo puesto que se ‘recuerda algo’, por ejemplo: “Recuerdo los días felices de mi infancia”, en donde “los días felices de mi infancia” es un complemento u objeto directo. Entonces, al ser transitivo, también permite el cambio de la oración a voz pasiva: “Los días de mi infancia son recordados por mí”. Con este significado, no existe la forma pronominal “recordarse” y su uso se considera erróneo: *Me recuerdo los días felices de mi infancia.

Por su parte, “acordar” es un verbo intransitivo y pronominal, es decir, no presenta complemento directo y, por lo general, aparece acompañado de pronombres personales como “me” (Me acuerdo de ti), “te” (¿Te acuerdas de mí?) o “se” (Se acuerda de ella). Asimismo, este verbo lleva, casi siempre, un complemento con la preposición “de” (“acordarse de algo”), por ejemplo: “Me acuerdo de los días felices de mi infancia”. Es incorrecto, entonces, usarlo como verbo transitivo: *Me acuerdo los días felices de mi infancia; u omitir la preposición “de” en su complemento: *Me acuerdo que llegaste tarde.

Claro que “acordar” también significa ‘llegar a un acuerdo’ y, por supuesto, es transitivo: “Los transportistas acordaron no continuar con el paro”, que en pasiva sería: “No continuar con el paro fue acordado por los transportistas”.

Y, respecto al verbo “recordar”, en lo coloquial, en muchos hablantes hispanos todavía persiste un uso pronominal pero son el significado de ‘despertarse’: “Me recordé temblando de miedo por la pesadilla”.

A veces, en algunos países de América, se usa también el verbo “acordar” con el sentido de ‘recordar’, en construcciones con el verbo hacer: “Me hiciste acordar a mi madre”. En este caso es preferible el uso de recordar: “Me recordaste a mi madre”.

En conclusión, ambos verbos expresan lo mismo, pero su uso depende de cómo el hablante quiera expresarlo: “Recuerdo mucho a mi madre” o “Me acuerdo mucho de mi madre”.

Adaptado de: Lady Olivares Mauricio (Castellano Actual)

http://castellanoactual.com/lady-olivares-mauricio/ http://feedproxy.google.com/~r/castellanoactual/UiZH/~3/ioipetbddSk/

Anuncios

Su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s